Rainer Werner Fassbinder


el genio alemán

Desde el inicio de su carrera, Fassbinder se rodeó de un equipo técnico y artístico habitual que algunos bautizaron como troupe Fassbinder. En esta sección, nos detendremos en aquellos miembros que fueron más importantes, constantes o significativos para el director alemán.

Harry Baer. Actor. Ayudante de dirección

Como actor protagonista, destacó en Los dioses de la peste, Juego salvaje y La tercera generación. Intervino como secundario en títulos como ¿Por qué le da el ataque de locura al señor R?, Whity o La ley del más fuerte. Sin embargo, y a pesar de su atractivo físico y eficaz labor interpretativa, su faceta más importante fue la de colaborador artístico y/o ayudante de dirección de Fassbinder a lo largos de sus trece años de carrera cinematográfica.

Michael Ballhaus. Director de fotografía

Es el director de fotografía con quien Fassbinder trabajó con más asiduidad, concretamente en quince películas comprendidas entre los años 1970 y 1978. Entre sus mejores trabajos resulta obligado mencionar Martha (donde destaca el famoso travelling de 360 grados en el momento en que Martha y su futuro marido se encuentran en una calle), Viaje a la felicidad de mamá Küsters, Ruleta china, Bolwieser, Desesperación y El matrimonio de Maria Braun

Margit Carstensen. Actriz

Con frecuencia, la crítica y los estudiosos han considerado a Hanna Schygulla como la musa de Fassbinder. Si bien es cierto, no lo es menos que Margit Carstensen participó entre los años 1970 y 1980 en quince de sus películas (cinco títulos menos que Hanna), muchas de ellas pensadas para que fuera su protagonista absoluta. Por tanto, sería justo considerarla su otra musa y habría que reivindicarla como tal porque la inolvidable presencia espectral, hierática, gélida, distante, abstraída de Margit se erige en el modelo de actor fassbinderiano por excelencia. Brilló con luz propia especialmente en Las amargas lágrimas de Petra von Kant, Libertad en Bremen, Nora Helmer, Martha, Miedo al miedo y Ruleta china.

Ingrid Caven. Actriz

De apariencia menuda, esta atractiva y estupenda actriz pelirroja estuvo casada con Fassbinder, quien entre los años 1969 y 1980 siempre le dio papeles secundarios o pequeñas apariciones en las que, de vez en cuando, también nos permitía escuchar su prodigiosa y aclamada voz como cantante. Sus personajes más recordados son los que compuso para Dioses de la peste, Viaje a la felicidad de mamá Küsters (donde ofrece una impagable y antológica actuación musical) y sobre todo la inolvidable prostituta Zora de En un año con trece lunas.

Irm Hermann. Actriz

A pesar de que Irm Hermann siempre obtuvo papeles secundarios o simples figuraciones en un gran número de películas dirigidas por Fassbinder entre los años 1966 y 1980, ha encarnado a personajes en muchas ocasiones cizañeros, interesados, entrometidos, quisquillosos... que han dejado un hondo calado en la obra del maestro alemán, como el de la esposa de El mercader de las cuatro estaciones, la sirvienta muda de Las amargas lágrimas de Petra von Kant (inspirado en ella misma), la Johanna de Effi Briest, la nuera de Viaje a la felicidad de mamá Küsters o la cuñada de Miedo al miedo.

Lilo Pempeit / Liselotte Eder. Actriz

Traductora de profesión, la madre de Fassbinder jamás tuvo la intención de ser actriz. Sin embargo, desde que su hijo la utilizara en su segundo cortometraje, El pequeño caos, Lilo apareció en la mayoría de sus películas, casi siempre en papeles muy cortos y testimoniales (vecinas, secretarias), a excepción de su intervención en Effi Briest como madre de la protagonista y en Alemania en otoño, donde mantiene con Rainer una discusión sobre la situación del país en aquellos momentos.

Kurt Raab. Actor. Director artístico

Kurt Raab fue uno de los más grandes actores que estuvo a las órdenes de Fassbinder entre los años 1969 y 1976. Sin embargo, su particular aspecto físico (ideal, según el maestro, para encarnar a tipos burgueses neuróticos o aplastados por su entorno) le obligó con frecuencia a meterse en la piel de personajes secundarios (el cuñado de El mercader de las cuatro estaciones o el loco de Miedo al miedo). No obstante, fue el protagonista de obras como ¿Por qué le da el ataque de locura al señor R?, El asado de Satán o Bolwieser. Del mismo modo, durante ese mismo período, fue un excelente director artístico, responsable de los maravillosos y claustrofóbicos decorados interiores típicos de las películas de Rainer.

Peer Raben. Músico

Autor de la música de las películas de Fassbinder desde 1969 hasta 1982. Sus personales partituras sirvieron a menudo como contrapunto de las imágenes, dando lugar a "una unidad fáctica y un ambiente sonoro comparable al de las películas de Fellini" (Yann Lardeau). Entre sus mejores composiciones figuran las de Viaje a la felicidad de Mamá Küsters, Solo quiero que me ames, El asado de Satán y Querelle... aunque sin lugar a dudas las más bellas fueron las de Ruleta china, Desesperación y Berlin Alexanderplatz, su obra maestra.

Hanna Schygulla. Actriz

Fue la musa, la Marilyn de los suburbios (como a ella misma gustaba definirse), la Marlene Dietrich particular de Fassbinder. Prácticamente, la mitad de la filmografía de Rainer fue creada en torno a ella, su rostro, su belleza, su cuerpo (1969-1973, 1978-1980): El amor es más frío que la muerte, Dioses de la peste, Katzelmacher, Las amargas lágrimas de Petra von Kant, Fontane Effi Briest, Lili Marleen y la conmovedora Eva de Berlin Alexanderplatz. Su creación de la heroína de El matrimonio de Maria Braun constituye la piedra angular no solo de su carrera sino también de la de Fassbinder.

Continuar