Rainer Werner Fassbinder


el genio alemán

Solo quiero que me ames

(Ich will doch nur, dass Ihr mich liebt, 1975)

Dirección y guión: Rainer Werner Fassbinder, basado en el caso relatado en el libro Lebenslänglich de Klaus Antes y Christiane Ehrhardt Fotografía: Michel Ballhaus (Color, 16 mm, 1.33:1) Montaje: Liesgret Schmitt-Klink Música: Peer Raben Dirección artística: Kurt Raab Sonido: Karsten Ullrich Producción: Bavaria Atelier GmbH, para WDR Coste: 800000 marcos Duración del rodaje: 25 días (noviembre-diciembre 1975) Duración: 103 minutos Fecha de estreno: 23-3-1976, en la ARD

Intérpretes: Vitus Zeplichal (Peter), Elke Aberle (Erika), Alexander Allerson (padre), Ernie Mangold (madre), Johanna Hofer (abuela), Katharina Buchhammer (Ulla), Wolfgang Hess (supervisor), Armin Meier (capataz), Erika Runger (psicóloga), Peer Raben (vendedor de muebles)...

Peter, condenado a diez años de cárcel por homicidio, cuenta a una psicóloga aspectos de su vida relacionados con el crimen que lo llevó a ser recluido. Es una persona tímida pero atenta y muy generosa, dispuesto a comprar el amor de quienes le rodean a base de regalos, acciones y sacrificios personales: siendo niño, roba flores de una vecina para regalárselas a su madre, ganándose una paliza de ésta; ya de mayor, construye él solo una casa para sus padres que, lejos de reconocer sus atenciones, venden el café que regentaban y se instalan en ella, dejando a Peter sin vivienda y sin trabajo. Poco después, se casa con una amiga de la infancia, Erika, y se va a Munich a trabajar como obrero de la construcción. La empresa le procura un apartamento de renta económica, y es a partir de entonces cuando comienza su calvario. Obsesionado con demostrarle amor a su mujer, que está embarazada, se va endeudando progresivamente al utilizar el dinero que gana haciendo horas extraordinarias para comprar muebles, una máquina de hacer punto, joyas... Agotado, el médico le da la baja. Tras el paro forzoso, Peter parece bloqueado y no vuelve a trabajar, quedándose sin dinero, mintiendo a su mujer (que cree que va al trabajo pero en realidad se dedica a matar las horas muertas vagando de un sitio a otro) y pidiendo prestado a la abuela de Erika, a la que planea agredir para robarle, arrepintiéndose en el último momento. Una noche, entra en una cervecería y mata al encargado, muy parecido a su padre. Solo quiero que me ames es una obra esencial dentro de la filmografía de Rainer Werner Fassbinder.

Volver - Continuar